domingo, febrero 25, 2007

Lecturas de Verano II: Mentes que brillan

Mentes que brillan

La competencia por el conocimiento, además de perfeccionar el aparato científico de cada nación, procura hacer del otro un ignorante. El caso del saqueo al Africa por el Primer Mundo es el ejemplo más extremo, pero algo similar ha sucedido entre los países ricos y América latina. Según Marcelino Cereijido, nuestro retraso científico no fue sólo impuesto por el Primer Mundo. Y hoy, que el planeta vive una etapa de oscurantismo autodestructivo, quizá la alfabetización científica sea la única salida para la humanidad.

Quien clasificó a los países en ricos, pobres, Japón y Argentina “...pues nadie sabe por qué Japón es tan rico y Argentina tan pobre”, seguramente desconocía la opinión de John Kenneth Galbraith: “Antes el rico se distinguía del pobre por la cantidad de dinero que llevaban en el bolsillo; ahora se diferencian por las ideas que tienen en la cabeza”. Como doy por descontado que todo lector de Radar tiene copias de mis artículos anteriores en atriles ante los cuales medita no menos de dos veces al día, no voy a insistir en mi argumento de que el “inexplicable” Japón tiene ciencia y pertenece al Primer Mundo, en cambio la “inexplicable” Argentina patalea en el Tercero, porque jamás hizo de la ciencia el eje de su funcionar como país independiente y moderno... [ ] ...

IR A TEXTO COMPLETO AQUÍ R:.L:. O'Higgins 392, Masonería Argentina

1 comentario:

Lucas Lot dijo...

Por eso me llama la atención en este país que nadie haya imitado o superado el modelo educativo que impulsó Sarmiento cuando fue presidente.
En otro tema... ¿Como llegamos a vivir acá?, porque en nuestra mayoría somos descendientes de inmigrantes europeos, antes de esos inmigrantes ¿Como llegaron los europeos hasta estas tierras?, intercambiando espejitos de colores por oro. Algo parecido a esa explotación que se menciona en Africa